sábado, 24 de junio de 2017

ANUNCIOS PARROQUIALES 2017-06-25

Día 27 de junio (martes) - 19:30 h. - sacramento de confirmaciones. 

HORARIO DE LAS SANTAS MISAS 
EN EL VERANO 

Lunes - Sabado:
08:00 h - Iglesia de las HH. de la Cruz
20:30 h - Iglesia parroquial 

Domingo:
09:00 h - Iglesia parroquial 
10:00 h - Iglesia de las HH. de la Cruz
11:00 h - Iglesia parroquial 
13:00 h - Iglesia de los Salesianos 
20:30 h - Iglesia parroquial

Durante todo verano no hay misa en la Iglesia de las HH. Carmelitas de Vedruna.

INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA


En su segunda aparición en Fátima, Nuestra Señora nos revela: “Dios quiere establecer en el mundo la devoción a mi Inmaculado Corazón; a quién la abrace le prometo la salvación y serán amadas de Dios estas almas, como flores puestas por Mí para adornar su trono” (13 de junio de 1917).
También, en uno de sus mensajes en Medjugorje nos dice: “¡Queridos hijos! También hoy los exhorto a consagrarse a mi corazón y al corazón de mi Hijo Jesús. Solamente así serán cada día más míos y se incitarán los unos a los otros cada vez más a la santidad. Así el gozo reinará en sus corazones, y serán portadores de paz y de amor. ¡Gracias por haber respondido a mi llamado!” (25 de mayo de 2004).
María, Madre de Jesús y madre nuestra, nos señala hoy su Inmaculado Corazón, un corazón que arde de amor divino, que rodeado de rosas blancas nos muestra su pureza total y que atravesado por una espada nos invita a vivir el sendero de la alegría en el dolor…


jueves, 22 de junio de 2017

SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS

LA Devoción al Sagrado Corazón hoy ...

Junto al Corazón de Cristo, el corazón humano aprende a conocer el auténtico sentido de la vida y de su propio destino, a comprender el valor de una vida auténticamente cristiana, a permanecer alejado del mal y a unir el amor filial a Dios con el amor al prójimo.

De este modo sobre las ruinas del odio y la violencia podrá edificarse la tan deseada civilización del amor, el reino del Corazón de Cristo, reino de verdad y de vida, reino de gracia, reino de justicia, de amor y de paz.

El papa Pablo VI, en su carta apostólica titulada “Las innumerables riquezas de Cristo” (1965), recomendaba esta devoción como un medio excelente de honrar al mismo Jesús, y hacía notar la relación íntima entre esta devoción y el misterio eucarístico: "Deseamos especialmente que el corazón de Jesús sea honrado por una participación más intensa en el sacramento del altar, puesto que el mayor de sus dones es la Eucaristía".

CONSAGRACIÓN AL CORAZÓN DE JESÚS.- El papa León XIII consagró a todo el género humano al sagrado Corazón de Jesús en 1899.

MES DE JUNIO.- Todo el mes de junio está, de algún modo, dedicado por la piedad cristiana al Corazón de Cristo, su fiesta se celebra el viernes posterior al segundo Domingo después de Pentecostés.

JMJ 2011 MADRID.- Benedicto XVI en agosto 2011, consagró a los jóvenes al Sagrado Corazón de Jesús en la vigilia de oración de la Jornada Mundial de la Juventud.

domingo, 18 de junio de 2017

SOLEMNIDAD DEL CORPUS CHRISTI

LA EUCARISTÍA ES FUENTE Y CIMA DE TODA LA VIDA CRISTIANA


Celebramos hoy la Solemnidad del Santísimo Corpus Christi. Esta solemnidad conmemora la institución de la Santísima Eucaristía el Jueves Santo con el fin de tributar a la real presencia de Jesús en la Eucaristía un culto público y solemne de adoración, amor y gratitud. Por eso, se celebraba en la Iglesia Latina el jueves después del domingo de la Santísima Trinidad, ya que, fue en jueves cuando Jesucristo instituyó el Santísimo Sacramento, aunque desde que quitaron nuestros piadosos políticos la fiesta ahora tenemos que hacerlo en Domingo, para que, pueda ser adorado Jesús Sacramentado por los fieles sin dificultad.

La Solemnidad del Santísimo Corpus Christi se remonta al siglo XIII. Dos eventos extraordinarios contribuyeron a la institución de esta solemnidad: Las visiones de Santa Juliana de Mont Cornillon y el milagro eucarístico de Bolsena en Orvieto.



El Papa Urbano IV, amante de la Santísima Eucaristía, publicó la Bula “Transiturus” el 8 de septiembre del año 1264, en la cual, después de haber ensalzado el amor de nuestro Salvador expresado en la Santísima Eucaristía, ordenó que se celebrara la Solemnidad del  Santísimo Corpus Christi en el jueves después del domingo de la Santísima Trinidad, al mismo tiempo en dicha Bula otorga muchas indulgencias a todos los fieles que asistan a la Santa Misa y al Oficio Divino en esta Solemnidad.

Este Oficio fue compuesto por el doctor angélico, Santo Tomás de Aquino, por petición del Santo Padre el Papa, y es uno de los más hermosos en el Breviario Romano y ha sido admirado aún por algunos Protestantes que niegan heréticamente la presencia real de Cristo en la Santísima Eucaristía.



La muerte del Papa Urbano IV (el 2 de octubre del año 1264), un poco después de la publicación de la mencionada Bula, obstaculizó que se difundiera la fiesta. Pero la fiesta fue aceptada en Cologne en el año 1306. Y el Papa Clemente V tomó el asunto en sus manos y en el concilio general de Viena (1311), ordenó una vez más la adopción de esta fiesta en toda la Iglesia Latina. Publicó un nuevo decreto incorporando el de Urbano IV. El Papa Juan XXII, sucesor de Clemente V, instó su observancia.



Ninguno de los Decretos o Bulas Pontificias hablan de la procesión con el Santísimo Sacramento como un aspecto de la celebración. Sin embargo, estas procesiones fueron dotadas de indulgencias por los Papas Martín V y Eugenio IV y se hicieron bastante comunes a partir del siglo XIV.


El Concilio de Trento declara que muy piadosa y religiosamente fue introducida en la Iglesia de Dios la costumbre, que todos los años, determinado día festivo, se celebre este excelso y venerable Santo Sacramento con singular veneración y solemnidad, y reverente y honoríficamente sea llevado en procesión por las calles y lugares públicos. En esto los cristianos atestiguan su gratitud y recuerdo por tan inefable y verdaderamente divino beneficio, por el que se hace nuevamente presente la victoria y triunfo de la muerte y resurrección de Nuestro Señor Jesucristo.

El Papa San Juan Pablo II exhortó a que se renueve la costumbre de honrar a Jesús en este día llevándolo en solemne procesión. Por tanto, aprovechemos este día para adorar, alabar, ensalzar y reverenciar al Santísimo Sacramento del Altar: Jesús Sacramentado. La real presencia de Jesús en el Santísimo Sacramento del Altar en Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad.


Feliz día del Santísimo Corpus Christi. Feliz día de la Santa Fe Católica en la Eucaristía.



---oOo---
JOLABE

sábado, 17 de junio de 2017

CORPUS CHRISTI

Hay cosas en relación con el Corpus que ciertamente necesitan explicación hoy día. Y los creyentes necesitamos y debemos darlas y en primer lugar a nosotros mismos.

 ¿En qué sentido nos interpela el Corpus? Una primera cuestión muy elemental: el Corpus supone una celebración en el templo, la Eucaristía de la Solemnidad. Pero implica también una manifestación religiosa en la calle muy especial: ya no llevamos imágenes, sino que acompañamos el paso del Santísimo, el Señor en persona, por las vías de la ciudad; y una ciudad que hemos engalanado y adornado de una manera tan singular que se ha convertido en una tradición cultural, que conlleva la presencia no sólo de los creyentes que comparten nuestra visión de los hechos que vivimos, sino también de muchos otros que se mantienen como espectadores, admiradores o simplemente curiosos turistas.

 Siempre que se combina el templo con la calle en esta sociedad actual, afectada culturalmente por el laicismo y la secularización, surge una cuestión y se abre una pregunta. ¿Para quién hacemos lo que hacemos? Y ¿qué hacemos en realidad cuando acompañamos a Cristo Eucaristía por la calle?

viernes, 9 de junio de 2017

ANUNCIOS PARROQUIALES 2017-06-11

I. Días 15 de junio - 17 de junio (de jueves a sábado) - Solemne Triduo del Corpus Christi, con el siguiente orden:
20:00 h Manifiesto de Santísimo Sacramento
20:30 h Santa Misa 

II. Día 18 de junio (domingo) - Corpus Christi - 09:00 h Solemne Función Principal de Corpus Christi y a continuación saldrá Procesión Eucarística. Por este motivo no hay Santas Misas a las 11:00 h y 12:00 h. 

domingo, 4 de junio de 2017

AÑO LITÚRGICO DE LA IGLESIA IV - TIEMPO ORDINARIO

El término "tiempo ordinario" tiende a mal interpretarse. En el contexto del año litúrgico, "ordinario" no significa "común, corriente". Tiempo Ordinario es la parte del año litúrgico que se encuentra entre los tiempos de Navidad y Cuaresma y entre Pascua y Adviento. Durante el Tiempo Ordinario la Iglesia celebra el misterio en todos sus aspectos. Las lecturas durante este tiempo ayudan a instruirnos en como vivir nuestra fe cristiana diariamente.
Las lecturas para la Liturgia de la Palabra del Tiempo Ordinario se han escogido para treinta y cuatro domingos y la semana que le sigue. Sin embargo, en algunos años sólo hay treinta y tres semanas. Como la Navidad termina el domingo del bautismo del Señor y el Tiempo de Pascua el domingo de Pentecostés, dos semanas del Tiempo Ordinario no tienen domingo. Además, algunos domingos del Tiempo Ordinario son dedicados a solemnidades que coinciden con un domingo, ejemplo: Santísima Trinidad y Cristo Rey, el último domingo del año litúrgico.


PENTECOSTÉS

Historia   
La palabra Pentecostés viene del griego y significa el día quincuagésimo. A los 50 días de la Pascua, los judíos celebraban la fiesta de las siete semanas (Ex 34,22), esta fiesta en un principio fue agrícola, pero se convirtió después en recuerdo de la Alianza del Sinaí. Al principio los cristianos no celebraban esta fiesta. Las primeras alusiones a su celebración se encuentran en escritos de San Irineo, Tertuliano y Orígenes, a fin del siglo II y principio del III. Ya en el siglo IV hay testimonios de que en las grandes Iglesias de Constantinopla, Roma y Milán, así como en la Península Ibérica, se festejaba el último día de la cincuentena pascual. Con el tiempo se le fue dando mayor importancia a este día, teniendo presente el acontecimiento histórico de la venida del Espíritu Santo sobre María y los Apóstoles (Cf. Hch 2). Gradualmente, se fue formando una fiesta, para la que se preparaban con ayuno y una vigilia solemne, algo parecido a la Pascua. Se utiliza el color rojo para el altar y las vestiduras del sacerdote; simboliza el fuego del Espíritu Santo.

lunes, 29 de mayo de 2017

CAUSA DE BEATIFICACIÓN Y CANONIZACIÓN DE LA SIERVA DE DIOS CARMEN NEBOT SOLDÁN

UNA CAUSA PARA NUESTRA ALEGRÍA

Nos hacemos eco, en nuestro Blog Parroquial, del hermoso artículo publicado por D. Juan Castizo Reyes, Director del Boletín local “Flor Salesiana” en su núm. 31, de Mayo de 2017.

Como muchos de ustedes ya conocen, la Iglesia va a iniciar el proceso de estudio de la Beatificación de una mujer de La Palma del Condado, doña CARMEN NEBOT SOLDÁN. Desde este Blog Parroquial, comunicamos a todos nuestros amigos/as que el próximo miércoles día 31 de Mayo, a las seis y media de la tarde, visitará nuestra Parroquia el Sr. Obispo de Huelva, acompañado del Vicario General de Sevilla para la realización de un breve acto oficial  de la apertura de dicho proceso de Beatificación y al que todos los palmerinos, que lo deseen, están invitados.

Con mucho gusto, transcribimos literalmente dicho artículo, con permiso de su autor y de la familia Noguera Nebot, para general conocimiento de nuestro pueblo. La publicación lleva por título “UNA CAUSA PARA NUESTRA ALEGRÍA”.

“El 26 de Octubre pasado, los Obispos del Sur de España en Asamblea celebrada en Córdoba, acordaron abrir “la causa de beatificación y canonización de la Sierva de Dios CARMEN NEBOT SOLDÁN, ama de casa y madre de familia de la Diócesis de Huelva”. Y hace tan sólo tres meses, el 16 de Febrero, el Cardenal Ángelo Amato, que preside la Congregación para la Causa de los Santos, envió a nuestro Obispo Don José Vilaplana Blasco el Decreto del “Nihil Obstat”, el documento que declara que “nada obsta” para que una fiel laica, mujer sencilla de nuestro tiempo y con fama de santidad pueda ser llevada a los altares.

Esta entrada informativa no puede ser sólo una noticia más, por buena que es; para nosotros es una noticia de campanillas que encierra una carga mucho mayor de alegría y esperanza para la feligresía de La Palma, de la Parroquia, sus sacerdotes, consagrados, de los grupos eclesiales, laicos y fieles que la integran, en general de todos los ciudadanos, porque esta mujer fue hija de este pueblo, una vecina de nuestras calles, plazas, tiendas y mercados, una ciudadana que pasó por la vida sin ser ningún centro de atención ni buscar la notoriedad en actos de ningún tipo. Lo suyo fue la sencillez, el orden, la plena fidelidad a la familia que creó y, eso sí, la escucha de la Palabra de Dios. Pues bien, todavía hoy, después de su muerte ocurrida un 24 de Marzo de 2007, podemos recuperar la serenidad del rostro de la recordada por muchos Carmen Nebot, mujer que sin ninguna alharaca está ahora en el punto de mira de los próceres de la Iglesia Diocesana, de un postulador y de numerosísimos testigos y colaboradores que se aprestan a promover la verdad de sus virtudes heroicas.


El silencio meditativo que tanto la caracterizó, a tenor de los escritos que nos ha dejado, se rompe para que sea ahora la voz de los que la acompañaron en vida la que revele más y mejor su vinculación a la Iglesia Católica y sus cualidades y valores espirituales. Que sea lo que Dios quiera, que para eso es Él quien está marcando este camino de santidad.

Nada hay de extraño o singular en que Carmen haya sido, de cara al gran público, una madre de familia, que se entregó a su esposo y a sus hijos como el Señor, “hasta el extremo”, y sean esas cualidades, tan comunes y habituales entre tantas otras madres de familia, las que hoy avalen para aspirar a merecer tan gran recompensa. También Juan Pablo II denominó a San Josemaría Escrivá “el santo de lo ordinario” a los participantes en su canonización en 2002. La santidad no implica tan solo que alguien se proponga ser “alma de oración y eucaristía”, como él proponía, sino que –como consecuencia necesaria de ese trato personal con Jesucristo, Verbo Encarnado por amor al hombre- exige ser un ciudadano ejemplar en el cumplimiento de sus deberes familiares, profesionales y sociales, procurando trabajar bien, con respeto a la ética profesional y con un afán de servicio a la sociedad entera. Y Carmen Nebot escribe: “La vida del cristiano es una lucha que dura toda la vida y la oración es un arma que tenemos para defender nuestra fe (…) ¡cuántas veces los que creemos tener fe, los que presumimos de cristianos y los que vivimos a nuestra comodidad sin más compromiso que el que a nosotros nos conviene según las circunstancias, pedimos, y a veces con un poquito de exigencia a Dios, seguridad! Queremos vivir la fe de un cristiano con seguridad, y es que no tenemos confianza, porque no nos fiamos de Dios, queremos verlo todo claro ¡pero con una claridad humana, no con los ojos de la fe, sino como nos gustaría que fuese la historia de nuestra vida!, y resulta que ni los planes de Dios son nuestros planes, ni sus caminos son nuestros caminos”.

Así se expresaba esta mujer corriente, con una vida corriente, pero traspasada por la Eucaristía y por la devoción a la Santísima Virgen. La vocación de Carmen Nebot no tuvo horarios, porque su vocación no se puede tasar en horas. Fue una suerte de sacerdocio que empezó en la lejana época de Acción Católica, los Ejercicios Espirituales en La Cinta, Catequista en la Parroquia, sus Hermanas de la Cruz, su grupo de oración de Vivencias de fe, su colaboración como celadora de las Obras Vocacionales Pontificias, que llevan haciendo hace muchísimos años una labor callada gracias a las hermanas Asunción y Lourdes Morgado en pro de la creación de becas para el estudio de los futuros sacerdotes de la Diócesis; y desde luego su permanente espíritu salesiano, también como celadora de la Archicofradía de María Auxiliadora, itinerando las capillitas que de casa en casa bendicen a los hogares y sirven para encomendarse por los problemas y las necesidades que una familia puede encontrar. A todos tuvo muy cerca, también los pobres, los sencillos, por los que demostró un amor que le nacía de su reconocimiento de Cristo en ellos. ¿Dónde está, por tanto, la diferencia? ¿Acaso no son tantas las “Cármenes” que andan por ahí entregadas a su esposo y a sus hijos? ¿Acaso no hay muchas personas comprometidas con la caridad al prójimo? Es verdad, y por eso mismo es necesario y preciso el testimonio de la vida de Carmen Nebot: las madres de familia, la gente corriente como tú o como yo, también estamos llamados a la santidad. Y porque además, Carmen nos ha dejado un legado que apela a la oración. Quiere que nos acerquemos a Jesús y lo amemos con toda el alma. Quiere que caminemos con su perdón. Quiere que no olvidemos la cruz de madera y el sacrificio del cristiano diario. Quiere, a través de sus pensamientos, que vivamos la fe valiente y con humildad, pues con la fuerza de Cristo, podremos ser Luz y Sal.

Quienes saben escucharla saben que su fama de santidad no ha dejado de crecer desde el momento de su muerte, y son muchos ya los devotos que se encomiendan a ella y obtienen favores. Ahora la iglesia fija un interés especial en su persona, quiere estudiar su vida, porque hay indicios muy sólidos de que puede ser un modelo para todos nosotros. Para sus hijos esto supone una gran responsabilidad y es motivo de una profunda acción de gracias a Dios.
Ahora Carmen Nebot espera nuestro cariño y confianza en forma de oración. Que miremos alto a ver si somos capaces de sentir el alivio, la luz y esperanza. Que Dios merece la pena.

Correspondo al prudente desvelo con el que los hijos de Carmen Nebot me ofrecen toda la información oportuna al respecto de estas “Causa para nuestra Alegría”, ofreciéndoles  a ellos y a los devotos de María Auxiliadora todo el cimiento de esta Archicofradía a la que ella perteneció y ayudó pasionalmente a construir, pues en la divinidad de esta Virgen afirmó buena parte de la fuerza de su fe, y por la que se significó en una humanidad elevada, rigurosa e ideal. Y por tanto, feliz.


(Fuente consultada: Artículo de D. Juan Castizo Reyes, Director del Boletín local “Flor Salesiana” en su núm. 31 - de Mayo de 2017 -, con nuestro agradecimiento personal).

NOTA:  Comparte este artículo para que llegue al mayor número de amigos/as de Facebook... 




(Pinchando sobre las fotos, se ven a mayor tamaño).

---oOo---
JOLABE




domingo, 30 de abril de 2017

MAYO - MES DE MARÍA


En el mes de mayo, la Iglesia Católica, esparcida por todos los confines de la tierra, se vuelca en alabanzas a la Virgen María. El 13 de mayo se celebrara fiesta de Nuestra Señora de Fátima. El 24 de mayo Maria Auxilio de todos los cristianos, y finalizando el 31 de mayo La Visitación de la Santísima Virgen a su prima Santa Isabel.
  Un mes dedicado a la Virgen, a intensificar nuestro amor y devoción. Ahora bien, la pregunta que muchos se hacen es ¿por qué mayo es el mes de Maria? Y ¿Dónde comienza esta antigua tradición? Veamos un poco, y hagamos nuestra esta hermosa tradición.
  El mes de Maria es una antigua y muy bella tradición, que tiene sus inicios en Europa, continente que se caracteriza precisamente, por sus profundas raíces cristianas, como lo testifica su historia, su cultura y su religión.
  El Mes de María se reza en Mayo, en el llamado “mes de las flores”, que se llama así, porque con la llegada del buen tiempo y tras las lluvias invernales, el campo y los jardines comienzan a cubrirse de un verde intenso y de los colores y aromas de las flores. Es el apogeo de la primavera.