sábado, 14 de enero de 2017

AÑO LITÚRGICO DE LA IGLESIA IV - TIEMPO ORDINARIO

El término "tiempo ordinario" tiende a mal interpretarse. En el contexto del año litúrgico, "ordinario" no significa "común, corriente". Tiempo Ordinario es la parte del año litúrgico que se encuentra entre los tiempos de Navidad y Cuaresma y entre Pascua y Adviento. Durante el Tiempo Ordinario la Iglesia celebra el misterio en todos sus aspectos. Las lecturas durante este tiempo ayudan a instruirnos en como vivir nuestra fe cristiana diariamente.
Las lecturas para la Liturgia de la Palabra del Tiempo Ordinario se han escogido para treinta y cuatro domingos y la semana que le sigue. Sin embargo, en algunos años sólo hay treinta y tres semanas. Como la Navidad termina el domingo del bautismo del Señor y el Tiempo de Pascua el domingo de Pentecostés, dos semanas del Tiempo Ordinario no tienen domingo. Además, algunos domingos del Tiempo Ordinario son dedicados a solemnidades que coinciden con un domingo, ejemplo: Santísima Trinidad y Cristo Rey, el último domingo del año litúrgico.


sábado, 10 de diciembre de 2016

LA FIGURA DE MARÍA EN EL ADVIENTO

SENTIDO DEL ADVIENTO

Las Normas Universales sobre el Año Litúrgico y el Calendario precisan el sentido del Adviento: “El tiempo de Adviento tiene una doble índole: es el tiempo de preparación para las solemnidades de Navidad, en las que se conmemora la primera venida del Hijo de Dios a los hombres, y es a la vez el tiempo en el que por este recuerdo se dirigen las mentes hacia la expectación de la segunda venida de Cristo al final de los tiempos. Por estas dos razones el Adviento se nos manifiesta como el tiempo de una expectación piadosa y alegre” (NUALC 39).

El sentido central, por tanto, como el de todo el año litúrgico, es celebrar a Cristo. Esto ha de tenerse muy presente siempre en toda consideración acerca del espíritu del Adviento. Cualquier debilitamiento de ese espíritu afecta al sentido mismo de la liturgia y al pensamiento de la Iglesia, y será un peligro para una correcta espiritualidad. El buen enfoque de la espiritualidad es esencial en la vida cristiana. De hecho, la liturgia misma queda vacía de su genuino sentido si no llega a ser vivencia espiritual.
  
Ahora bien, la centralidad de Cristo implica un puesto privilegiado de María en todos los aspectos de la vida cristiana: doctrina, celebración y vivencia (dogma, culto y comportamiento).

Doctrinalmente, el sentido radical de María en la Iglesia lo da el hecho de que ella es Madre del Verbo Encarnado. El principio fundamental de la Mariología es que María es Madre de Dios. En torno a ese principio se estructura todo el estudio sobre la Virgen María.

Por lo mismo, el culto refleja y es testigo de esa realidad. A María la honramos ante todo por ser la Madre de Dios. Así la ve la liturgia, que contempla variados aspectos de lo que es María, pero todos en torno a su función de Madre de Dios.

Es interesante recordar que María entró en el culto litúrgico por un motivo distinto del de los demás santos. Entre los santos los primeros venerados fueron los mártires. En el aniversario de su martirio los fieles acudían a celebrar la asamblea junto a su sepulcro o al lugar de su martirio. La Virgen entró en forma distinta: aparece en la liturgia al celebrar a Cristo. No se podía celebrar la Encarnación sin que estuviera presente aquella en la cual se había encarnado. No se podía celebrar el Nacimiento de Jesús sin expresar de quién nacía. Cosa similar en la Presentación de Jesús al templo y en toda la infancia de Jesús. Luego, en forma similar, se la vio junto a la Cruz del Hijo por un título o motivo más profundo que el de los demás que lo acompañaron en ese momento. En forma similar, María no podía desentenderse de la misión de su Hijo cuando éste creció y ya no fue dependiente de ella y de José. La madre, unida en cuerpo y en espíritu al Hijo, no podía dejar de estar presente en los sucesivos misterios del Hijo.

Tan medular es la Virgen María en el cristianismo, que el Cristo que existe tiene su ser humano con sus características básicas, recibidas de su Madre.

De lo dicho se desprende que, entre las variadas fiestas o celebraciones marianas, no todas tienen la misma importancia. No es comparable el significado de una aparición, por mucha devoción que se le tenga, con un misterio de la historia de María. No se puede poner en el mismo plano a la Virgen de tal pueblo o grupo por un favor atribuido a ella, que con lo relativo a su misión junto al Hijo.

Por esa unión con su Hijo, la veneración de la Iglesia está centrada en el papel que María tuvo y tiene en la historia de la salvación de todo el género humano. Eso se expresa no sólo en fiestas, sino en la liturgia diaria. En todas las Plegarias eucarísticas hacemos memoria de “La Virgen Madre de Dios” al dirigirnos al Padre. Lo mismo en la Liturgia de las Horas en himnos, antífonas, lecturas bíblicas y de diversos autores desde la antigüedad hasta nuestros días.

Te invito a ver este pequeño vídeo sobre la Virgen y el Adviento…

(Fuente consultada: Blog Aquilino de Pedro, con nuestro agradecimiento).

---oOo---

JOLABE




video

lunes, 21 de noviembre de 2016

CLAUSURA DEL AÑO JUBILAR DE LA MISERICORDIA

CONVERSACIONES CON DIOS PADRE...
Una mañana temprano, me levanté para observar la salida del sol. ¡Es asombroso… la belleza de la creación de Dios va mucho más allá que cualquier descripción!
Mientras observaba el paisaje, alababa a Dios por la belleza de su obra, y allí sentado sentí la presencia del Señor. Entonces, Él me preguntó:
-   
  - ¿Me amas?
Yo contesté:
-    -   ¡Por supuesto, Dios mío… Tú eres mi Señor y Salvador!
Entonces me preguntó:
-     -  Si estuvieras físicamente incapacitado, ¿aún me amarías?
Me quedé sorprendido, bajé la mirada,
me quedé un instante en silencio y contesté:
-     -  Sería difícil, Señor, pero sí, aún así te amaría.
Entonces el Señor me dijo:
-      - Si estuvieras ciego, ¿amarías mi creación?
¡Cómo podría amar algo sin poder verlo! Entonces pensé en las personas ciegas que aman a Dios y a su creación. Así que contesté:
-      - Es difícil, pero aún así te amaría.
El Señor, entonces, me preguntó:
-     -  Si fueses sordo, ¿oirías mi Palabra?
¿Cómo podría oír algo siendo sordo? Entonces comprendí. Escuchar la Palabra de Dios no sólo es usar nuestros oídos, sino también nuestro corazón. Contesté:
-      - Sería difícil, pero aún así oiría tu Palabra.
El Señor, entonces, me preguntó:
-     .-  Si estuvieses mudo, ¿alabarías mi Nombre?
Pero, ¿cómo puedo alabar sin voz? Entonces pensé que Dios desea que le cantemos desde nuestro corazón y que de todas maneras, alabar es más que cantar. Entonces contesté:
-      - Aunque estuviera mudo, alabaría tu Nombre.
Y el Señor volvió a preguntarme:
-     -  ¿En realidad me amas?
Con valor y profunda convicción, le contesté:
-      - ¡Sí Señor!, ¡te amo porque Tú eres mi Dios único y verdadero!
Pensé que había contestado correctamente, pero Dios me dijo:
-    -  Entonces, ¿por qué pecas?
Contesté:
-     -  Porque soy un ser humano y no soy perfecto.
-     -  ¿Y por qué cuando las cosas te van bien, te alejas de mí? ¿Por qué sólo en tiempos de angustia rezas sinceramente?
No hubo respuesta…Sólo lágrimas.
El Señor continuó:
-      - ¿Por qué solamente cantas en la Iglesia? ¿Por qué sólo me buscas en momentos de necesidad? ¿Por qué me pides cosas de modo tan egoísta? ¿Por qué pides sin tener fe?
Las lágrimas continuaron rodando sobre mis mejillas.
-      - ¿Por qué te avergüenzas de mí? ¿Por qué no compartes las buenas nuevas? ¿Por qué en tiempos difíciles, lloras con otros cuando yo te ofrezco mi hombro para que lo hagas? ¿Por qué pones pretextos cuando te doy la oportunidad de servir a los demás en mi Nombre?
Intesté contestar, pero no hubo respuesta posible que dar.
-      - Eres bendecido con la vida… No te hice para que desperdiciaras este regalo. Te he bendecido con talentos para servirme, pero continúas dándome la espalda. Te he revelado mi Palabra, pero no sabes sacar provecho de ella. Te he hablado, pero tus oídos estaban cerrados. Te he mostrado mis bendiciones, pero tus ojos nunca las vieron. He oído tus oraciones y las he contestado todas… ¿En verdad me amas?
No podía contestar. ¿Cómo podría hacerlo? Estaba muy apenado… no tenía excusa. ¿Qué podía decir?
Cuando mi corazón hubo llorado y las lágrimas habían regado mi cara, dije:
-     -  ¡Por favor, perdóname Señor! ¡Soy indigno de ser tu hijo!
El Señor contestó:
-     -  Nadie es indigno, esa es mi Gracia, hijo.
-     -  Entonces, ¿por qué continúas perdonándome? ¿Por qué me amas tanto?
El Señor contestó:
-     -  Porque tú eres mi creación. Tú eres mi hijo. Nunca te abandonaré…
Cuando llores, tendré compasión y lloraré contigo. Cuando estés gozoso, me alegraré contigo. Cuando estés deprimido, te animaré. Y cuando caigas, te levantaré. Cuando te sientas cansado, te llevaré sobre mis hombros. Estaré contigo hasta el fin de los días y te amaré por siempre…
Nunca antes había llorado como en ese instante. ¡Cómo pude haber sido tan frío!  ¡Cómo pude lastimar a Dios con todo lo que le hice! Entonces, yo le pregunté a Dios:
-      - ¿Cuánto me amas?
El Señor me estrechó entre sus brazos, y pude sentir como nunca antes su
AMOR, su GRACIA y su MISERICORDIA…

·        Reflexión: ¿Cuántas veces has hablado tú con Dios?
Y tú, ¿en verdad le amas?

è Amigo/a: Que el Señor te bendiga, todos los días de tu vida…

---oOo---
JOLABE

sábado, 5 de noviembre de 2016

ACTOS Y CULTOS EN LA CLAUSURA DEL AÑO DE LA MISERICORDIA - 2016 - EN LA PALMA DEL CONDADO

El misterio de la misericordia, que siempre tenemos la necesidad de contemplar, ya era una idea que rondaba en la mente del recordado y querido Papa San Juan Pablo II, quien ofreció a la Iglesia una profunda reflexión sobre la misericordia, y que luego el actual Papa Francisco ha querido subrayar con este Año Jubilar por él convocado.

El presente Año Jubilar de la Misericordia, al que nos ha llamado – como decía antes- el Santo Padre Francisco mediante la bula Misericordiae Vultus, y que ya está tocando a su fin, ha supuesto una invitación a celebrar con alegría la bondad entrañable de nuestro Dios que nos muestra, a cada momento, su amor compasivo y nos abraza como aquel padre de la parábola con el alejamiento de su hijo, que sabe cambiar los andrajos de nuestras miserias por el traje festivo del cariño y de la misericordia de un padre con su hijo arrepentido – en palabras de nuestro Sr. Obispo de Huelva D. José Vilaplana en su Carta Pastoral con motivo de la celebración del evento jubilar.

El Consejo de Hermandades y Cofradías de La Palma del Condado, ha editado un cartel informativo en el que se recogen los actos y cultos que ha programado con motivo de la Clausura Oficial del Año de la Misericordia y que son los siguientes:

-      El próximo miércoles 16 de Noviembre, a las 20:30 h. en la Iglesia Parroquial de San Juan Bautista, se llevará a cabo una Charla Formativa bajo el título de “¿Cómo rezan los cristianos?”, a cargo de D. JUAN DAVID MARTINEZ SÁNCHEZ.

-      Con el mismo fin, se va a celebrar en nuestra Parroquia un SOLEMNE TRÍDUO EUCARÍSTICO que será oficiado por el Rvdo. P. D. JOSÉ S. GONZÁLEZ SUÁREZ, Párroco de La Palma del Condado, durante los días 17, 18 y 19 de Noviembre, a las 19:30 h.

-      Al mismo tiempo, se ha programado una JORNADA DE REZO COMÚN para el 20 de Noviembre, a las 12:00 h. en todos los Templos de nuestra ciudad. Al finalizar el rezo de oraciones, y hasta las 19:00 h. estarán expuestas para su veneración las Imágenes Titulares de todas las Hermandades.

-      Finalmente, y como broche final de los Actos y Cultos con motivo de la Clausura Oficial en nuestra ciudad del Año de la Misericordia, está prevista la realización de una HORA EUCARÍSTICA, con exposición del Santísimo ese mismo día desde las 18:30 h., en el que se pondrá fin a los Actos de Clausura con una SOLEMNE FUNCIÓN EUCARÍSTICA, a las 19:30 h. en la Iglesia Parroquial de San Juan Bautista de La Palma del Condado.

A todos estos Actos y Cultos programados, el Consejo Local de Hermandades y Cofradías tiene el gusto de invitar a todas las personas que quieran sumarse a los mismos con motivo de la Clausura de este Año Jubilar.






Abrazo de MISERICORDIA  y AMOR


---oOo---

JOLABE








video


martes, 1 de noviembre de 2016

EXPOSICIÓN CONMEMORATIVA DEL AÑO JUBILAR DE LA MISERICORDIA 2016 EN MOGUER

“MISERICORDES SICVT PATER”


El Año de la Misericordia, convocado por el Santo Padre Francisco mediante la bula Misericordiae Vultus, está suponiendo –en palabras de nuestro Sr. Obispo de Huelva- un momento de gracia. En este sentido, se vienen desarrollando una serie de iniciativas tales como Jueves Cuaresmales, encuentros juveniles, peregrinaciones y movimientos apostólicos que contribuyen a estrechar los lazos de comunión eclesial en nuestra Diócesis de Huelva.

En este ambiente de amor misericordioso se ha enmarcado una Exposición que, organizada por el Departamento Diocesano de Patrimonio Cultural, se ha desarrollado entre el 26 de Abril y el 16 de Octubre del presente Año Jubilar, en el Monasterio de Santa Clara de Moguer, y que llevaba por título el lema del Año Jubilar: Misericordes sicvt Pater, misericordiosos como el Padre. 

En dicha muestra, a través de una selección de obras artísticas de algunas Parroquias  de nuestra Diócesis, se ha pretendido contribuir a la reflexión desde el Arte Sacro, en relación con el mensaje evangélico, sobre el Amor Misericordioso de Dios.

En dicha Exposición - a la que ha contribuido con la aportación palmerina de obras de arte nuestra Parroquia, de la Ermita de San Sebastián, del Convento de las HH. de la Cruz y del escultor Martín Lagares-  el misterio de la misericordia ha podido ser expresado a través de la belleza de unas obras de arte que, al servicio del culto divino, evangelizan al pueblo cristiano y han contribuido a que el Evangelio se convierta en Cultura.

Nuestro Pueblo ha contribuido con las siguientes obras de arte:

·        San Juan Bosco – Escultura en resina de 88 cm. del escultor Martín Lagares, s/. XXI, colección particular del autor de La Palma del Condado.

·        Santa María Micaela del Santísimo Sacramento – Óleo sobre lienzo de 143 x 98 cm. obra de Santiago Martínez, 1954, Parroquia de San Juan Bautista de La Palma del Condado.

·        Ánimas Benditas – Óleo sobre lienzo de 270 x 220 cm. de Rafael  Blas Rodríguez, 1940, Ermita de San Sebastián de La Palma del Condado.

·        Calvario – Grupo escultórico en madera policromada, anónimo gaditano-genovés, s/. XVIII, del Convento de las HH. de la Cruz de La Palma del Condado.

Con el debido respeto a la organización de la Exposición y al Departamento de Patrimonio de la Diócesis de Huelva, y a modo de noticia, os dejo la presente reseña de una Exposición que ha sido todo un éxito artístico-religioso en el marco de nuestra provincia onubense.

(Selección de Textos y algunas fotos del Catálogo de la Exposición Misericordes sicvt Pater del Monasterio de Santa Clara de Moguer 2016).

---oOo---
JOLABE









 

























FIESTA DE LOS FIELES DIFUNTOS

Gracias a Cristo, la muerte cristiana tiene un sentido positivo. La novedad consiste en que por el Bautismo, el cristiano está ya sacramentalmente muerto con Cristo, para vivir una vida nueva; y si morimos en la gracia de Cristo, la muerte física consuma este "morir con Cristo" y perfecciona nuestra incorporación a Él en su acto redentor.

En la muerte Dios llama al hombre hacia sí. Es el fin de la peregrinación terrena del hombre, del tiempo de gracia y de misericordia que Dios le ofrece para realizar su vida terrena según el designio divino y para decidir su último descanso.
El cristiano que une su propia muerte a la de Jesús ve la muerte como una ida hacia Él y la entrada en la vida eterna. Esto no quiere decir que no se sienta tristeza y dolor ante la muerte propia o de un ser querido, pero, es diferente afrontar el dolor con la esperanza de que un día volveremos a reunirnos ante el Señor.

sábado, 29 de octubre de 2016

SOLEMNIDAD DE TODOS LOS SANTOS

Nos disponemos a celebrar, un año más, la Solemnidad de Todos los Santos. El próximo dia 1 de Noviembre, y siguiendo nuestra tradición católica, los cristianos celebraremos esta Fiesta grande de la Iglesia en nuestras vidas tratando de seguir el ejemplo de aquellos que nos dejaron, con su testimonio evangélico, un ejemplo de vida a seguir.

Y en ese día en que celebramos la Solemnidad de Todos los Santos, la Iglesia entera rebosa de alegría y esperanza. Celebramos y recordamos, como no, a los santos más cercanos y conocidos: los que vemos cada día en los altares o en las vidrieras de nuestros Templos; pero también, no debemos olvidarlo, celebramos hoy a los santos no canonizados, a los que no están en los altares, porque vivieron en el anonimato y así pasarán a la eternidad.
En un mundo como el nuestro, en el que hay tanto déficit de alegría, en que a veces incluso se llega a pensar si la vida tiene sentido, la fiesta que celebramos nos invita a tener ánimo y esperanza. Este camino de la vida que recorremos y seguimos, si intentamos vivir como Cristo, tiene razón de ser, y puede convertirse en una vida maravillosa.



ANUNCIOS PARROQUIALES 2016-10-30

ANUNCIOS PARROQUIALES 2015-11-01

I. El 1 de Noviembre (martes) - Solemnidad de Todos los Santos (precepto) - Horario de las Santas Misas como todos los domingos: 
19:30 h - Iglesia Parroquial (31 de octubre - lunes)
09:00 h - HH. Carmelitas
10:00 h - HH. de la Cruz
11:00 h - Iglesia Parroquial
12:00 h - Iglesia Parroquial 
13:00 h - Salesianos
19:30 h -Iglesia Parroquial 

II.El 2 de Noviembre  (miércoles) - Conmemoración de todos los fieles difuntos:
07:45 h - HH. Carmelitas
08:00 h - HH. de la Cruz
16:30 h - Misa en el Cementerio 
19:30 h - Iglesia Parroquial
20:00 h - Misa en el Ermita de San Sebastián 

III. Del 1 al 8 de Noviembre - Se puede ganar cada día una indulgencia plenaria para las almas del purgatorio y del 9 al 30 de Noviembre indulgencia parcial por las almas del purgatorio.   Para ganar una indulgencia plenaria por los fieles difuntos tenemos que cumplir siguientes condiciones:
Estar bautizado y no estar excomulgado. 
Tener una intención al menos general de ganar la indulgencia.
- Querer evitar cualquier pecado mortal o venial.
Visitar un cementerio u otro lugar donde están los restos mortales de los difuntos (nuestra Iglesia está construida en un cementerio antiguo y además están los restos mortales de Don Paulino Chaves y Manuel Siurot), y rezar por las almas del purgatorio.
- Confesión sacramental: (La misma puede ser hecha dentro de los ocho días anteriores o posteriores al día en cuestión)
Recibir la Santa Comunión en el día cuando queremos ganar indulgencia.
Rezar por las intenciones del Papa, un Padre Nuestro y un Ave María (u otra oración).